Hábitos psicológicos saludables que puedes poner en práctica todos los días

Hábitos psicológicos saludables que puedes poner en práctica todos los días

Kassandra Ortega

Última actualización: 25/08/2022

Cuidar de nuestra salud mental también es una tarea importante, es por ello que te compartimos algunos hábitos psicológicos saludables que puedes comenzar a poner en práctica en tu día a día.



A lo largo del tiempo, las generaciones han aprendido que cuidar del cuerpo a nivel físico es fundamental para gozar de una buena calidad de vida, sin embargo, el bienestar no se limita a las condiciones físicas, también consiste en el cuidado de las emociones y de la mente. 

Cuidar de nuestra salud mental es indispensable para gozar de una buena calidad de vida, podemos decir que es el punto de partida para arrancar con cualquier actividad, y así como existen hábitos que nos ayudan a mantener una condición física sana, los psicólogos aseguran que también existen diferentes hábitos diarios que nos pueden ayudar a mantener nuestra salud psicológica en buen estado.

Hábitos psicológicos saludables para el día a día

Para crear esta lista nos basamos en las recomendaciones compartidas en 2021 del psicólogo clínico español Nahum Montagud Rubio en el portal Psicología y Mente, y de Avance Psicólogos, uno de los mejores centros de salud mental de España con 20 años de experiencia, formado por un equipo de psicólogos expertos en el tratamiento de diferentes problemáticas mentales.

Las recomendaciones que te presentamos a continuación pueden ayudarte a mejorar tu rendimiento académico y gozar de una mejor calidad de vida en general. 

Mantener activo el cerebro​ y aprender constantemente

Para mantener activo el cerebro no se requieren de actividades complejas e imposibles, basta con aquellas tareas que nos exijan la elaboración de estrategias, como puede ser un juego de cartas o jugar al ajedrez, también tareas que estimulen la creatividad como leer y escribir son muy recomendadas. 

Por otra parte, mantenerse aprendiendo constantemente es otra forma de ejercitar el cerebro, y al mismo tiempo refuerza nuestra capacidad para adaptarnos a nuevas situaciones y enfrentar retos. 

Seguir un horario de sueño regular

Las horas de sueño son indispensables para una buena calidad de nuestra salud tanto física como mental.

“El hecho de tener o no tener una buena calidad del sueño nos influye mucho psicológicamente, tanto en lo que respecta a la gestión de las emociones como en lo relativo a las habilidades cognitivas (capacidad de concentración, agilidad mental, toma de decisiones, etc.)” aseguran los expertos de Avance Psicólogos.

Aunque cada persona requiere de un porcentaje de sueño diferente, el tiempo promedio necesario de sueño para evitar padecimientos como cansancio crónico, mal humor y otros efectos es de entre seis y ocho horas.  

Llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad

Una alimentación saludable y equilibrada no sólo desempeña un rol importante en nuestra salud física, también tiene efectos en nuestra salud mental. 

Los nutrientes que ayudan a que nuestro cerebro funcione de forma óptima son el omega 3 y 6, las vitaminas del grupo B, el ácido fólico, el triptófano, el hierro, el calcio y el magnesio. 

Por otra parte, complementar una buena alimentación con ejercicio regular nos ayuda a poseer y desarrollar capacidades cognitivas adecuadas y un buen estado anímico, además, mantenerse físicamente activo ayuda a la buena memoria, a lograr mejores niveles de atención, contribuye en la prevención de la depresión y otros trastornos mentales, y nos ayuda a mantenernos emocionalmente estables. 

Plantearse metas y organizar las actividades diarias

Plantearnos metas a corto, mediano y largo plazo nos ayuda a estructurar una rutina y con esto es posible evitar situaciones de estrés que suelen generarse cuando olvidamos alguna tarea importante o cuando hacemos las cosas de último momento. 

Organizar nuestra rutina especificando las actividades del día nos ayuda a mantenernos activos y evitamos el riesgo de que los días se nos vayan de las manos sin haber logrado alguna meta que nos brinde satisfacción personal y ayude a nuestra autoestima, llevándonos a padecimientos como depresión, estrés o ansiedad. 

Expresarse de forma creativa

“El arte ha sido la herramienta de expresión emocional desde tiempos inmemoriales. […] Independientemente de qué técnica usemos y cuál sea nuestro talento, expresarse creativamente es una forma constructiva y muy original para mantener nuestra salud psicológica en buen estado” asegura el psicólogo clínico español Nahum Montagud Rubio en su portal de psicólogos Psicología y Mente. 

Cualquier tipo de expresión artística y creativa nos ayuda a mantenernos ocupados y al mismo tiempo nos ayuda a trabajar nuestra imaginación, nos permite desconectarnos un par de minutos e incluso nos ayuda a estar más conscientes de lo que sentimos y pensamos, llevándonos a un trabajo de introspección y autoconocimiento. 

Desconectarse de lo digital y conectar con la naturaleza

Nos encontramos en el auge de la era digital donde nos vemos casi obligados a estar activos en nuestros dispositivos todo el tiempo y consumiendo noticias, información comercial y personal sin parar, donde regularmente surge la comparación y el estereotipo de ideales de cómo hay que vivir. Bajo este ritmo de vida ¿quién no perdería la cabeza en algún momento?

Para desconectar de lo digital basta con dejar los dispositivos a un lado, apagar las notificaciones y realizar una actividad que disfrutemos y nos relaje, bien puede ser escuchar música y bailar en la habitación, recostarse un rato en la cama, salir a caminar por una plaza o parque, tomar un baño caliente, cocinar un postre o sentarse a charlar con la familia.

Por otro lado, no importa que tanto avancemos en cuestión de tecnología, somos seres inevitablemente conectados con la naturaleza. Pasar tiempo en ambientes naturales que admiremos y disfrutemos tienen grandes beneficios para nuestra salud mental. 

Para implementar este hábito no es necesario cambiarse de residencia e irse a vivir a una playa o a una montaña, basta con salir al aire libre y tomar un pequeño paseo por un parque, pasar tiempo en el jardín o detenerse unos minutos para observar el cielo. 

Entre otros hábitos psicológicamente saludables que podemos realizar a diario se encuentra el cuidado y atención a nuestras relaciones personales, ser asertivo, practicar el mindfulness y llevar un journal o un diario de emociones también son pequeñas acciones que traen grandes cambios. 


Te invitamos a poner en práctica los hábitos que hemos recopilado para ti. Si eres estudiante de Saint Leo University puedes integrar muchos de ellos en tu rutina fácilmente gracias a las características de nuestra metodología de estudio en línea

¡No hay excusas! Hoy es el mejor momento para convertirte en tu mejor versión. 


¿Necesitas más información?

Al enviar esta solicitud usted está aceptando nuestra Política de Privacidad y a recibir piezas de comunicación relacionadas a este y otros cursos.

SOLICITAR INFORMACIÓN
Copyright © 2024 Saint Leo University
Políticas de privacidad

Aplicar ahora